Las teorías del aprendizaje poseen sus raíces en el pasado, las situaciones, los problemas que se viven en el proceso educativo no es nuevo siguen siendo los mismos enmarcados en contextos diferentes como por ejemplo en la actualidad con el desarrollo tecnológico, sufre variaciones pero el tema a investigar no termina.

nino.pngREFERENTE HISTÓRICO:


El planteamiento constructivista, no ha sido generado en un solo acto; hay muchas ideas que, a través de la historia, han contribuido a su configuración final. A este respecto, Gallego-Badillo (1996) indica que resulta oportuno referirse al constructivismo como… “un movimiento intelectual sobre el problema del conocimiento” (p. 73) y como tal estudiar su desarrollo histórico. En este sentido, las primeras referencias se encuentran entre los filósofos presocráticos y, en particular, en Jenófanes (570-478 a. C.). Otro referente lo constituye el pensamiento de Heráclito (540-475 a. C.). Este vivió en una época de grandes transformaciones sociales producidas en el seno de una sociedad marcada por profundas diferencias de clases.
Los sofistas constituyen otro colectivo de filósofos griegos a considerar. Defensores de la democracia, su influencia prácticamente desapareció al fracasar ese sistema de gobierno frente a los embates de los aristócratas, representados por Platón y Sócrates. Entre los sofistas se menciona a Protágoras (485-410 a. C.), quién centra la idea de conocimiento en su famoso aforismo:” El hombre es la medida de todas las cosas; de las que son, de las que lo son, por el modo en que no son”. Gorgias (483-375 a. C.), otro sofista, apunta que conocer es un acto personal, elaborado al interior de cada individuo. El conocer está, según él, limitado por las siguientes proposiciones: el ser invariante no existe, si existiera, no podría conocerse y, si pudiera conocerse, no seria comunicable de una persona a otra.

Avanzando en la historia, encontramos la figura de Descartes (1596-1650), considerado por algunos como el iniciador de las corrientes constructivistas modernas. Y eso, por una doble razón: en primer lugar, por haber señalado las analogías constructivistas existentes entre la técnica mecánica (al desarmar una máquina se comprende el montaje de sus partes, su estructura y su funcionamiento) y la matematización (al descomponer una ecuación en sus factores, la inteligencia comprende también su composición, estructura y funcionamiento).
Por su parte, Galileo (1564-1642) con su propuesta de método experimental, representa la ratificación de estas tendencias. La puerta que Descartes abre, quedará abierta para todo el proceso de desarrollo filosófico y científico posterior.
Una figura que resulta importante en relación a la temática que nos ocupa, es Kant (1724-1804). Sus ideas en torno al problema del conocimiento intentan marcar un distanciamiento tanto con respecto al racionalismo como frente al empirismo. (Araya, Alfaro, & Andonegui, mayo-agosto, 2007)

nino.png

PERSPECTIVA EPISTEMOLOGICA

Desde este punto de vista, el constructivismo es concebido como una propuesta sobre el análisis del conocimiento, sus alcances y limitaciones. Constituye un rompimiento con el núcleo del programa moderno que se basaba en la creencia en un mundo cognoscible. En un sentido reflexivo, los supuestos constructivistas se pueden interpretar a dos niveles: desde la naturaleza del conocimiento abstracto y del conocimiento científico y desde las actividades de conocimiento de los individuos o las comunidades humanas.
Así, Jean Piaget, enfrentándose a las posiciones innatistas y empiristas dominantes en su época, propuso que el conocimiento es el resultado de la interacción entre el sujeto y la realidad en la que se desenvuelve. El individuo al actuar sobre la realidad va construyendo las propiedades de ésta, al mismo tiempo que estructura su propia mente.
Por lo tanto “el constructivismo, como su nombre indica, ve el aprendizaje como una actividad de construcción del conocimiento en la que los individuos construyen una comprensión de los hechos, conceptos y procesos, basado en sus experiencias personales, y apoyado y desarrollado por la actividad y la interacción con los demás. Somekh (2007)” (López, 2010)

nino.png

FILOSOFIA CONSTRUCTIVISTA


El constructivismo es un movimiento heterogéneo. Se han identificado por lo menos las siguientes variantes: contextual, dialéctica, empírica, procesadora de información, metodológica, moderada, piagetiana, pos epistemológica, pragmática, radical, realista, social y socio histórica. A esta lista debe añadirse la variante humanista (Cheung y Taylor 1991), además de la débil y la trivial (Lerman 1989).
El constructivismo está erizado de cuestiones filosóficas: de forma explícita asume posiciones en la filosofía de la ciencia, la filosofía de la mente y la filosofía de la educación. Esto no es sorprendente. Es al mismo tiempo una teoría de la ciencia, del aprendizaje humano y de la enseñanza; y existe también un elemento ético cuando los constructivistas escriben sobre la buena enseñanza y educación. El constructivismo hace afirmaciones epistemológicas sobre nuestro conocimiento del mundo y con frecuencia hace afirmaciones ontológicas sobre la naturaleza de ese mundo. (Quiñones)

nino.png

CARACTERÍSTICAS DIFERENCIALES DE LA TEORÍA



El ambiente de aprendizaje constructivista se puede diferenciar por ocho características:
1) el ambiente constructivista en el aprendizaje provee a las personas del contacto con múltiples representaciones de la realidad;
2) las múltiples representaciones de la realidad evaden las simplificaciones y representan la complejidad del mundo real;
3) el aprendizaje constructivista se enfatiza al construir conocimiento dentro de la reproducción del mismo;
4) el aprendizaje constructivista resalta tareas auténticas de una manera significativa en el contexto en lugar de instrucciones abstractas fuera del contexto;
5) el aprendizaje constructivista proporciona entornos de aprendizaje como entornos de la vida diaria o casos basados en el aprendizaje en lugar de una secuencia predeterminada de instrucciones;
6) los entornos de aprendizaje constructivista fomentan la reflexión en la experiencia;
7) los entornos de aprendizaje constructivista permiten el contexto y el contenido dependiente de la construcción del conocimiento;
8) los entornos de aprendizaje constructivista apoyan la «construcción colaborativa del aprendizaje, a través de la negociación social, no de la competición entre los estudiantes para obtener apreciación y conocimiento» ( Jonassen, 1994). (Requena, 2008)

nino.png

CONSTRUCTIVISMO EDUCATIVO.


Flórez (2000) identifica algunas posturas dentro del constructivismo aplicado a la educación. Según él, se pueden observar cuatro corrientes: evolucionismo intelectual, desarrollo intelectual, desarrollo de habilidades cognoscitivas y construccionismo social.
La corriente evolucionista o desarrollistaestablece como meta de la educación el progresivo acceso del individuo a etapas superiores de su desarrollo intelectual. Se concibe al sujeto como un ser motivado intrínsecamente al aprendizaje, un ser activo que interactúa con el ambiente y de esta manera desarrolla sus capacidades para comprender el mundo en que vive. Si el individuo es activo en su proceso de aprendizaje, el docente debe proveer las oportunidades a través de un ambiente estimulante que impulse al individuo a superar etapas. La educación es concebida como un proceso destinado a estimular el desarrollo de la capacidad de pensar, deducir, sacar conclusiones, en fin, reflexionar, para lo cual los contenidos de la educación son sólo un medio. Esta postura está directamente relacionada con los planteamientos de Piaget.
La posturade desarrollo intelectualcon énfasis en los contenidos científicos, sostiene que el conocimiento científico es un excelente medio para el desarrollo de las potencialidades intelectuales si los contenidos complejos se hacen accesibles a las diferentes capacidades intelectuales y a los conocimientos previos de los estudiantes. Se advierten dos corrientes dentro de esta postura: aprendizaje por descubrimiento y aprendizaje significativo. Entre los representantes de ellas se menciona a Ausubel y Bruner, aunque este último no sólo ha desarrollado teoría en torno al aprendizaje por descubrimiento, sino que últimamente ha derivado hacia posturas más cercanas al constructivismo social y la psicología narrativa.

La corriente dedesarrollo de habilidades cognoscitivasplantea que lo más relevante en el proceso de aprendizaje es el desarrollo de tales habilidades y no los contenidos. La enseñanza debe centrarse en el desarrollo de capacidades para observar, clasificar, analizar, deducir y evaluar, prescindiendo de los contenidos, de modo que una vez alcanzadas estas capacidades pueden ser aplicadas a cualquier tópico. Entre autores conocidos en este campo está Hilda Taba, quién propuso metodologías para el desarrollo del pensamiento inductivo.

Para terminar,la corriente constructivista socialpropone el desarrollo máximo y multifacético de las capacidades e intereses del aprendiz. El propósito se cumple cuando se considera al aprendizaje en el contexto de una sociedad, impulsado por un colectivo y unido al trabajo productivo, incentivando procesos de desarrollo del espíritu colectivo, el conocimiento científico-técnico y el fundamento de la práctica en la formación de las nuevas generaciones. Representantes de este esquema son Bruner y Vygotski.

Los constructivistas sociales insisten en que la creación del conocimiento es más bien una experiencia compartida que individual. La interacción entre organismo y ambiente posibilita el que surjan nuevos caracteres y rasgos, lo que implica una relación recíproca y compleja entre el individuo y el contexto. (Araya, Alfaro, & Andonegui, mayo-agosto, 2007)

nino.png

REPRESENTANTES DE LA TEORIA CONSTRUCTIVISTA


Los principales exponentes del constructivismo son Piaget , Vigotsky y Ausubel, Bruner. novak




Ver video. Conociendo a Vigotsky, Piaget, Ausubel y Novak: http://www.youtube.com/watch?v=-YpCocmWxPA
Tomado de CECC/SICA

nino.png

RELACIÓN DOCENTES ESTUDIANTES


La concepción constructivista presenta el aprendizaje como un proceso relacional establecido entre tres elementos: los estudiantes que aprenden, los contenidos que se aprenden y el docente que lleva al estudiante a encontrarle significado y sentido a lo que aprende. (Parra)
  • El aprendizaje y el desarrollo es una actividad social y colaborativa que no puede ser "enseñada" a nadie. Depende del estudiante construir su propia comprensión en su propia mente.
  • La zona de desarrollo Próximo puede ser usado para diseñar situaciones apropiadas durante las cuales el estudiante podrá ser provisto del apoyo apropiado para el aprendizaje óptimo.
  • Cuando es provisto por las situaciones apropiadas, uno debe tomar en consideración que el aprendizaje debería tomar lugar en contextos significativos, preferiblemente el contexto en el cual el conocimiento va a ser aplicado.
  • Por lo tanto se presentan dos actos uno del estudiante el de aprender, que es su actividad mental constructiva y es la mediadora entre la enseñanza, del profesor y los contenidos. Y el otro acto es la influencia del docente a través de su didáctica siendo mediador entre la actividad mental y el significado de lo aprendido.

nino.png

OBJETIVOS EDUCATIVOS QUE PLANTEA LA TEORÍA


  • El conocimiento se construye, es una construcción.
  • El sujeto posee estructuras mentales previas que se modifican a través del proceso de adaptación.
  • El sujeto que conoce es el que construye su propia representación de la realidad.
  • Se construye a través de acciones sobre la realidad.
  • El aprendiz aprende "cómo" aprende ( no solamente "qué" ).
  • Aprender es construir.
  • El aprendiz debe tener un rol activo.

nino.png

ROL DEL ESTUDIANTE


Siendo el estudiante protagonista de su aprendizaje, “Sobre este particular R. Driver afirmó que en el método pedagógico de corte constructivista es el estudiante el que asume el papel esencialmente activo para aprender. Nos dice además, que este enfoque metodológico está basado en las siguientes características:

1. La importancia de los conocimientos previos, de las creencias y de las motivaciones de los estudiantes.

2. El establecimiento de relaciones entre los conocimientos para la construcción de mapas conceptuales y la ordenación semántica de los contenidos de memoria (construcción de redes de significado).

3. Capacidad de construir significados a base de reestructurar los conocimientos que se adquieren de acuerdo con las concepciones básicas previas del aprendiz.
4. Los estudiantes auto-aprenden dirigiendo sus capacidades a ciertos contenidos y construyendo ellos mismos el significado de esos contenidos que han de procesar.
El modelo constructivista está en definitiva centrado en el aprendiz, en sus experiencias previas, de las que hace nuevas construcciones cognitivas, y considera que la construcción se produce: (a) cuando el sujeto interactúa con eobjeto del conocimiento (Piaget; (b) cuando esto lo realiza en la interacción con otros (Vigotsky); (c) cuando es significativo para el sujeto (Ausubel). Además, es necesario mencionar que en la metodología constructivista se considera que en los humanos el aprendizaje es siempre una construcción interior y subjetiva. Y lo que el ser humano logra alcanzar o ser es esencialmente el resultado de su capacidad particular para adquirir conocimientos que le permiten anticipar, explicar y controlar a su conveniencia la realidad circundante. . (Quiñones)

nino.png

INTERACCIÓN ENTRE ESTUDIANTES


Estudiantes interactuando y coordinándose entre sí, para llevar a término un diseño o proyecto en el que se adquieran nuevos conocimientos.
Herramientas y materiales con los cuales construir tales como softwares, libros, lápices, etc.
Un medio ambiente con espacios apropiados para la interacción de los estudiantes, donde el contexto sea pertinente y consecuente con el mundo en que habitan, donde ellos tengan un grado importante de control de sus actividades.

nino.png

ROL DEL DOCENTE


En este modelo pedagógico el rol del docente cambia marcadamente: su papel es de moderador, coordinador, facilitador, mediador y un participante más de la experiencia planteada. Para ser eficiente en su desempeño tiene que conocer los intereses de los estudiantes, sus diferencias individuales, las necesidades evolutivas de cada uno de ellos, los estímulos de sus contextos familiares, comunitarios, educativos, y contextualizar las actividades, etcétera. De igual manera, sin importar la asignatura que imparta, ni el nivel de enseñanza, debe tener siempre presente las siguientes destrezas cognitivas, que son aspectos medulares para la construcción del conocimiento:

1. Enseñar a pensar - desarrollar en los educandos un conjunto de Competencias cognitivas que le permitan optimizar sus procesos de Razonamiento.
2. Enseñar sobre el pensar - estimular a los alumnos a tomar conciencia de sus propios procesos y e (Newby, 1993)strategias mentales (metacognición) para lograr controlarlos (autonomía), mejorando el rendimiento y la eficacia en el proceso personal de aprender a aprender.

3. Enseñarle sobre la base del pensar - esto es incorporar objetivos de aprendizaje relativos a las habilidades cognitivas, dentro del currículo escolar. (Quiñones)
4. Proporcionar pautas motivadoras. Ése sería el papel más básico y necesario sobre todo en la EaD donde la tasa de abandono se funde con la caída de la motivación cuando ésta no puede estar al alto nivel de las demandas tanto cognitivas como de tiempo que conlleva una actividad a distancia. Pero el caso es semejante para cualquier entorno abierto donde el aprendiz sea el centro del diseño educativo.
5. Control y regulación del rendimiento de los alumnos. Es, quizás, la labor más importante del tutor, la del control, análisis y regulación del desarrollo del proceso de actividad cognitiva. Entre las posibles orientaciones concretas estarían las dirigidas a:

  • Proporcionar pistas y ayudas sobre cómo dirigir a los alumnos hacia el ejercicio orientándoles sobre sus posibles fallos; o Sugerir formas adecuadas de pensamiento y estrategias y procedimientos que puedan tener un valor heurístico en ésta y otras situaciones.
  • Sugerir que se consideren otros casos y ejemplos o modelos tomados de la vida ordinaria o profesional próxima al aprendiz.El diseño de entornos de aprendizaje constructivista.
  • Sugerir la utilización de herramientas cognitivas concretas que puedan ayudar a la aplicación de un razonamiento adecuado y a la comprensión de las demandas cognitivas implicadas.
  • Proporcionar respuestas (feedback) que sirven a la vez para guiar la acción del aprendiz y valorar las funciones cognitivas aplicadas.

6. Estimular la reflexión. Un buen tutor se convierte en la conciencia del alumno; por lo tanto estimula a los alumnos a reflexionar sobre su representación. He aquí algunas formas de actuación:
  • Incitar a que apliquen su reflexión sobre su práctica (reflexionar sobre lo que han hecho).
  • Promover la reflexión sobre las conjeturas e hipótesis que realizan;
  • Reflexionar sobre las estrategias utilizadas;
  • Promover explicaciones de sus reacciones y decisiones (¿por qué he utilizado esta herramienta?) .
  • Ayudar a que expliciten las razones de sus decisiones e intenciones que no se pueden observar sensiblemente;
  • Favorecer la necesidad de explicar las razones en que se fundamentansus respuestas y actuaciones;
  • Forzar la adopción de perspectivas diferentes a la emitida para aprender a valorar globalmente y desde distintos ángulos un problema.
  • Inducir la duda y el cuestionamiento que promueva un refuerzo de las posiciones del aprendiz cuando éstas sean correctas; o Promover la observación y valoración del estilo de aprendizaje dominante del alumno y de sus posibles rasgos favorables y desfavorables para ciertas funciones cognitivas. (Esteban)

nino.png

CRITERIOS DE EVALUACIÓN


Coll y Martín (1993), partiendo de la concepción constructivista, señalan algunas directrices especialmente potentes, a partir de las cuales se derivan implicaciones prácticas de interés a la hora del diseño de actividades de evaluación:
a) Los estudiantes construyen significados sobre los contenidos en la medida que son capaces de atribuirles sentido.
b) Los aprendizajes que se realizan no son totalmente o nada significativos, sino que se mueven en distintos grados de significatividad. Las actividades de evaluación deben detectar esos diferentes grados que los diversos estudiantes han conseguido asimilar de los contenidos propuestos.
c) El mayor o menor grado de significatividad de un aprendizaje depende de la amplitud y complejidad de las relaciones que se sea capaz de establecer entre los nuevos contenidos y los ya existentes.

d) Los significados que se construyen se están revisando continuamente, ya que la capacidad de aprender no se detiene y propicia el establecimiento de nuevas conexiones. Las actividades de evaluación aportan información concreta en un momento determinado de un proceso que es totalmente dinámico.
e) Es frecuente la concepción de que el verdadero aprendizaje es el que da lugar a significados generalizables independientes del contexto y que pueden aplicarse a situaciones diversas.
f) La funcionalidad del aprendizaje está en relación directa con la amplitud de los significados construidos. Cuanto más amplias y complejas sean las relaciones que se establezcan, mayor será la capacidad de utilizarlos en las situaciones cotidianas, en la construcción de nuevos significados y en el establecimiento de nuevas relaciones.
g) Durante el aprendizaje, en el proceso de realización de las actividades, se ha detectado que existe una evolución respecto al grado de responsabilidad que asume el estudiante a lo largo de su desarrollo. En el primer momento, el profesor es más protagonista y demanda del estudiante ayuda y aportaciones concretas; a medida que avanza la actividad, si el desarrollo es adecuado, el protagonismo del estudiante aumenta en la medida que decrece el control del profesor.
h) Parece demostrado que el grado de eficacia de la enseñanza está relacionado con el hecho de que suministre a los estudiantes la ayuda adecuada en cada momento para facilitar los aprendizajes.
i) Los resultados del aprendizaje no solo suponen un indicador fundamental para la reflexión sobre la enseñanza, sino que proporcionan también información a los estudiantes sobre su propio proceso de aprendizaje.
La autoevaluación ayuda a avanzar en la autorregulación del aprendizaje en la medida que se es capaz de detectar las propias dificultades, lo que permite buscar las ayudas precisas y adoptar las estrategias adecuadas, como ya se indicó a propósito de la metacognición. Es interesante normalizar también estas prácticas en el aula, pues no sólo sirven para el entorno escolar sino que constituyen una práctica de gran eficacia para la vida cotidiana y la posterior actividad profesional. La evaluación de conceptos, procedimientos y actitudes. (juana Nieda)

Trabajos citados


  • Araya, V., Alfaro, M., & Andonegui, M. (mayo-agosto, 2007). CONSTRUCTIVISMO: ORIGENES Y PERSPECTIVAS. Laurus, , pp. 76-92.



  • López, j. M. (2010). analisis de la practica efectiva de la metodologia constructivista en la practica pedagogica en general y el uso de las tic en particular. revista de educación Universidad de Huelva, 12-14.



  • Parra, J. M. ( ulio-septiembre, año 2008/vol. 13, número 038). LA CONCEPCIÓN CONSTRUCTIVISTA DE LA INSTRUCCIÓN. Revista Mexicana de Investigación Educativa,, 694.


  • Requena, S. H. (2008). El modelo constructivista . Revista de Universidad y Sociedad del Conocimiento (RUSC). Vol. 5, n.º 2. UOC., 3.